lunes, 22 de septiembre de 2008

La Estación Longchamps, su historia

Mientras se construía el nuevo Hipódromo en Longchamps, la Comisión Directiva del Lomas Jockey Club gestionó la construcción de una estación ferroviaria en la localidad mencionada; para ello es que donaron 7 hectáreas.
El 22 de diciembre de 1909, la Empresa Ferrocarril del Sud se dirige al Director General de Ferrocarriles solicitando la aprobación de los planos. El Sr. Guillermo White, quien era ingeniero civil y representaba al F. C. S., expuso la siguiente Memoria Descriptiva:
“La Empresa propone construir una estación intermedia para pasajeros y cargas en el Km. 25,930, entre las estaciones Burzaco y Glew.
Las obras a realizarse en el terreno destinado son: un edificio de pasajeros igual al aprobado para la estación Tapalqué ese mismo año. Un galpón de carga de 16 mts. de largo por 8 mts. de ancho, de igual tipo al aprobado para el ramal Gral. Alvear – Tapalqué – Olavarría.
Dos plataformas de 280 mts. de largo por 7 mts. de ancho, las que serán construidas en tierra, cubiertas de carbonilla con cordón de mampostería. Un abrigo para la plataforma como el aprobado para la Estación Wilde. Una plataforma para cargas, igual a la aprobada para la estación de Carga Sola. Un molino con depósito para 4000 litros, como el de la Estación Argerich. Una garita con señales; unos 1045 mts. de desvío con rieles de 34,72 kilos.
La estación será provista de 8 señales que se manejarán desde la garita. Los pasos a nivel de las calles de circunvalación serán provistos de guardaganados de mampostería. La estación será cercada con alambre tipo Ferrocarril Sud en el lado exterior de la calle de circunvalación.”
La Dirección General de Ferrocarriles, al pensar en la cantidad de personas que podían concurrir a dicho hipódromo con el consiguiente beneficio para el ferrocarril, el día 28 de febrero de 1910, resuelve aprobar la parada que había solicitado la Empresa Ferrocarril del Sud el mes anterior para sus trenes 1 y 140 en el Km. 25,930, entre Burzaco y Glew.
El día 4 de marzo de ese año, se autoriza a construir una estación para pasajeros y carga, de acuerdo con el plano y memoria descriptiva presentados. El 31 de marzo, el ministro de Obras Públicas Exequiel Ramos Mexía resuelve que dicha estación se denominará “LONGCHAMPS”; ese nombre ya era muy común entre los pobladores y visitantes del lugar.




El 26 de enero de 1910, en ocasión de informar sobre el vuelo de Bregi, los diarios “La Prensa” y “La Nación” ya hablaban de Villa Longchamps, lo que confirma que previo a la inauguración oficial del hipódromo, ya se corrían carreras en él, y que había una parada ferroviaria donde los días domingo se detenían los trenes que llevaban pasajeros al hipódromo.
El 6 de febrero de ese año, también se anunciaba el vuelo de Bregi en Villa Longchamps, nueva estación del F. C. S., situada en la línea a Burzaco. La empresa antes nombrada haría correr en la fecha citada, un servicio especial de trenes desde Constitución a Longchamps, con intervalos de 10 y 20 minutos a partir de las 13.55 hasta las 16.30 hs.
Como consecuencia del primer remate de tierras, se anunció la corrida de un tren que partió de Constitución el día 17 de abril de 1910 a las 13.50 hs.
El día 10 de agosto de 1910, se autorizó a librar al servicio público de pasajeros y cargas la nueva Estación Longchamps. Esta fecha es considerada también como la de la “Fundación del pueblo”.
Para los pobladores de Longchamps, el hecho de que un tren se detuviera en la nueva estación era todo un acontecimiento, debido a que si así no sucedía, debían viajar en sulky.
La gente aguardaba que llegara el “Tren lechero”, que lo hacía a las 9.00 hs.; este tren traía los tarros con boleto de control.
Los vecinos comenzaron a construir las veredas para poder llegar a la estación.
El 5 de septiembre de 1910 a las 14.00 hs. se inauguró en Longchamps el Hipódromo. El F. C. S. cambió su horario habitual, y un tren especial salió de la Estación Constitución a las 13.00 hs., y los trenes ordinarios partieron a las 12.40 hs., a las 13.30 hs., a las 14.00 hs., a las 14.45 hs. y a las 15.15 hs.
El nuevo hipódromo significó un gran movimiento para la Estación Longchamps.
El 22 de mayo de 1912, se ordenó que con un plazo de 30 días se aprueben los planos para la construcción de los pasadizos de madera a través de las vías que debían colocarse en las estaciones Longchamps, Glew y San Vicente. El 3 de agosto se aprueban dichos planos.
El 13 de noviembre de 1912 se aprueban los planos para la instalación de barreras en los pasos a nivel, ubicados en los Kms. 25.020 y 25.564 de dicha estación.
El 3 de febrero de 1913 se produjeron disturbios en el Hipódromo de Longchamps y posteriormente el mismo fue incendiado, destruyéndose totalmente. Nunca fue reconstruido. Al no existir ya el hipódromo, la cantidad de pasajeros transportados hacia y desde la Estación Longchamps disminuyó considerablemente.
Según testigos de la época, era común que el Jefe de Estación preguntará por los pasajeros que siempre viajaban en determinados horario, ya que todos los pobladores se conocían. El censo poblacional del año 1914, demostró que el número total de habitantes en Longchamps era de 412 personas.


FUENTE: "Longchamps, nacimiento y vida de un pueblo".
Publicado por la Municipalidad de Almirante Brown

1 comentario:

Lucas dijo...

Hola, muy bueno el relato de la historia de Longchamp, muy interesante, vivo en Glew y la verdad desconocia muchos aspectos de la localidad vecina.
Saludos.
Lucas.-