domingo, 28 de julio de 2013

Imágenes de la vieja Estación Glew (Tercera entrada)

Esta es la tercera entrada que publicamos dedicada a la vieja Estación Glew. 
Dicha estación ferroviaria -ubicada en el Kilómetro 29 del primer ramal del Ferrocarril Sud- se mantuvo en pie desde los inicios de la mencionada línea férrea -en el año 1865- hasta el año 1984, en que comenzó a ser demolida y luego fue reemplazada por la estación nueva, que surgió como consecuencia de la electrificación de los servicios ferroviarios del Ferrocarril General Roca.

 Locomotora a vapor a su paso
por Estación Glew (año 1968) 



Tren de pasajeros -local- próximo 
a partir de Estación Glew
por vía contraria
(año 1981)


Estación Glew, ya en proceso de
electrificación (circa año 1984)


FOTOS: Revista Todo Trenes, y de autores desconocidos.

domingo, 21 de julio de 2013

El último tren (Poesía ferroviaria)


En esta entrada, reproducimos una hermosa poesía que fue escrita por el poeta Víctor Osvaldo Klos, de Basavilbaso -provincia de Entre Ríos-. 

EL ÚLTIMO TREN

Pasaron cien años de aquellos momentos,
cuando se iniciaba el ferrocarril.
Con mucha alegría los rostros contentos,
aunque se luchaba a pico y candil.

Los tiempos cambiaban todo era adelanto,
los rieles brillaban por tanto vaivén.
Mi pueblo crecía con trabajo y canto.
¡Qué hermoso y seguro se veía el tren!

Y así como aquellos pioneros de antaño,
dejaron su vida por verlo crecer.
Llegaron los otros que año tras año,
lo fueron matando con odio y placer.

Y se fue muriendo bajo las miradas
del juez insensible que lo condenó.
Viéndose indefenso y sus bielas cansadas,
se sintió muy solo y así se entregó.

Se acababa el plazo para su sentencia,
el verdugo artero cumplió sin temblar
Y a ese condenado que pidió clemencia,
mi pueblo que es noble lo supo esperar.

Tardó su partida queriendo quedarse,
Marchó lentamente con resignación.
Y a nuestra tristeza no pudo aferrarse,
llevando consigo nuestro corazón.

Surcaron al aire los blancos pañuelos,
miradas perdidas sin explicación.
Se fueron por siempre sueños y desvelos,
¡Qué sola y callada quedó la estación!

Recogió del pueblo su aplauso incesante,
de pena y sollozo se pobló el andén.
Y con su silbato lloroso y distante,
se perdió en la noche EL ÚLTIMO TREN.

VÍCTOR OSVALDO KLOS
Basavilbaso, provincia de Entre Ríos

FUENTES:

Blog en Internet “Grupo de Estudios Históricos “La 43” – Basavilbaso, provincia de Entre Ríos

Sitio en  Internet “Rieles de Entre Ríos” – Basavilbaso, provincia de Entre Ríos

domingo, 14 de julio de 2013

Carlos Varela, ex ferroviario y ferromodelista (Audio)

Publicamos una noticia -y el audio de un reportaje- difundidos en el día sábado 6 de julio de 2013 en el programa radial “El Provincial” -conducido por el periodista Marcelo Mucci- emitido los sábados de 10 a 13 horas por LS11 Radio Provincia de Buenos Aires, emisora radial de la ciudad de La Plata que transmite en 1270 Khz. en amplitud modulada. 

Carlos Varela, ex ferroviario y ferromodelista

Coches motores Sulzer
Ferrocarril Provincial de Buenos Aires
-Ferromodelismo-

Carlos Varela fue testigo de la destrucción de los trenes. Lloró al ver cortar con sopletes máquinas recién reparadas que “brillaban en las vías”.
Hoy transmite su pasión a través del ferromodelismo.

Carlos Varela vive en Las Flores. Trabajó toda su vida en el ferrocarril, conoce el tema desde adentro y habla con pasión y sentimiento.

“Si hablamos del ferrocarril tendríamos que empezar en 1853 cuando un grupo de personas decidió formar una empresa para unir la ciudad de Buenos Aires con la zona rural”, arranca en diálogo con Radio Provincia.

Ya jubilado, por edad y porque “hoy está todo destruido”, mantiene su pasión por el tren y se dedica al ferromodelismo. “El material ferroviario es muy lindo. Es muy lindo el trabajo en sí… Yo lo quiero mucho al ferrocarril e inclusive si se pudiera restaurar todo lo que se perdió sería una barbaridad pero habría que hacer todo de nuevo”, expresó.

Reiteró que “hoy está todo destruido… Destruido es la palabra más exacta”. Carlos Varela fue testigo de esa destrucción: “Yo vi cortar las máquinas recién reparadas en el Tigre por una compañía francesa; eran una pintura paradas arriba de las vías con sus llantas bancas.
Brillaban y vi marcarlas con un tizón desde la chimenea hasta abajo y cortar todo con un soplete. Yo lloraba. ¿Por qué rompemos las máquinas que sirven?”.

Carlos Varela no encontró respuestas. Ni las encuentra pese a que “la gente quiere mucho al ferrocarril. Lo he comprobado en las exposiciones que he hecho en Lobos, 25 de Mayo, Saladillo, Mar del Plata…”.

Para escuchar el reportaje,
hacer click en el parlante
(Duración: 12 minutos, 14 segundos)

domingo, 7 de julio de 2013

Publicidad ferroviaria


En esta entrada publicamos cinco publicidades pertenecientes a la industria ferroviaria argentina correspondientes a las décadas del '70, '80 y '90.