domingo, 21 de julio de 2013

El último tren (Poesía ferroviaria)


En esta entrada, reproducimos una hermosa poesía que fue escrita por el poeta Víctor Osvaldo Klos, de Basavilbaso -provincia de Entre Ríos-. 

EL ÚLTIMO TREN

Pasaron cien años de aquellos momentos,
cuando se iniciaba el ferrocarril.
Con mucha alegría los rostros contentos,
aunque se luchaba a pico y candil.

Los tiempos cambiaban todo era adelanto,
los rieles brillaban por tanto vaivén.
Mi pueblo crecía con trabajo y canto.
¡Qué hermoso y seguro se veía el tren!

Y así como aquellos pioneros de antaño,
dejaron su vida por verlo crecer.
Llegaron los otros que año tras año,
lo fueron matando con odio y placer.

Y se fue muriendo bajo las miradas
del juez insensible que lo condenó.
Viéndose indefenso y sus bielas cansadas,
se sintió muy solo y así se entregó.

Se acababa el plazo para su sentencia,
el verdugo artero cumplió sin temblar
Y a ese condenado que pidió clemencia,
mi pueblo que es noble lo supo esperar.

Tardó su partida queriendo quedarse,
Marchó lentamente con resignación.
Y a nuestra tristeza no pudo aferrarse,
llevando consigo nuestro corazón.

Surcaron al aire los blancos pañuelos,
miradas perdidas sin explicación.
Se fueron por siempre sueños y desvelos,
¡Qué sola y callada quedó la estación!

Recogió del pueblo su aplauso incesante,
de pena y sollozo se pobló el andén.
Y con su silbato lloroso y distante,
se perdió en la noche EL ÚLTIMO TREN.

VÍCTOR OSVALDO KLOS
Basavilbaso, provincia de Entre Ríos

FUENTES:

Blog en Internet “Grupo de Estudios Históricos “La 43” – Basavilbaso, provincia de Entre Ríos

Sitio en  Internet “Rieles de Entre Ríos” – Basavilbaso, provincia de Entre Ríos

1 comentario:

Hector Hugo dijo...

Hermosa poesía.